Entrevista a Pablo Canali: La sustentabilidad como resultado del compromiso de la comunidad

Lecturas

982
04/07/2013

Entrevista a Pablo Andrés Canali, Intendente de San José (Entre Ríos) sobre las políticas de sustentabilidad ambiental que lleva adelante el municipio y la microrregión de Palmares. Su experiencia en la ciudad y la importancia del compromiso de los ciudadanos

Portal Gobierno Local:¿Cómo define un municipio sustentable?

Intendente Pablo Canali: Nuestra ciudad se ha vinculado a un programa de sustentabilidad por una simple cuestión de compromiso –simple que no es tan simple– pero digamos que se resume en una cuestión de compromiso político, compromiso personal y de gestión, y del equipo de trabajo. Significa tener una visión mucho más amplia de lo que se tenía hace unos años atrás como responsabilidad ambiental por parte de los dirigentes que gobiernan las ciudades. Hace un tiempo atrás hubiésemos hablado solamente de tener un correcto tratamiento de los residuos y creo que hoy, si tenemos que hablar de ser responsables ambientalmente, tiene que ver con un panorama mucho más amplio. Es decir, no sólo el tratamiento de residuos sino también de qué manera trabajamos sobre el alumbrado urbano, de qué manera lo hacemos sobre la eficiencia energética, sobre las áreas urbanas protegidas, sobre las energías renovables...  Es decir, un montón de temas que tienen que ver con el impacto sobre el medio ambiente, sobre el cambio climático, sobre temas que nos van a dar justamente la sustentabilidad en el tiempo.Y en ese marco, también no solamente verlo desde el ámbito municipal –del trabajo que tiene que hacer la municipalidad– sino, de qué manera uno contagia al resto de esa comunidad para vincularse a esa temática: al vecino común para que nos ayude a separar los residuos y compartamos esa necesidad del tratamiento de residuos, que gaste menos energía en su casa con lo cual va a terminar redundando en un beneficio al medio ambiente; que trabaje sobre las energías renovables; y al empresario local que lo haga de una manera que produzca, que genere riqueza, que genere el producto que está haciendo pero que lo haga desde una política de sustentabilidad. La verdad que para nosotros ha sido el puntapié inicial, que quizás muchas otras ciudades no lo han podido lograr, pero nuestro comienzo fue asociándonos con las empresas de la ciudad. Tenemos un plus de valor, un paso adelante que lo hemos podido dar gracias a la responsabilidad social de empresarios locales, relacionados, en este caso, a la industria avícola que han entendido la necesidad de avanzar en estas temáticas. Por eso somos hoy socios de San José Sustentable desde el día cero con una empresa, más allá de todo el trabajo que veníamos haciendo y que emprendimos en paralelo a este trabajo que estamos haciendo actualmente.

PGL: ¿Podemos decir que hay una propuesta del sector municipal, vinculado al sector privado en el ámbito de la sustentabilidad?

PC: Sí, si. Claramente. Nosotros no sólo el tratamiento de residuos lo hemos podido encarar en este proceso asociativo porque hay empresas que han aportado recursos, dinero, profesionales para que podamos abordar la temática de los residuos sólidos domiciliarios, sino que más allá de eso ellos –en su propia empresa– han trabajado fuertemente para poder tener menor impacto en el ambiente con la producción que realizan. De hecho, esta empresa –que es Las Camelias, una S.A. de la ciudad que está relacionada a la cadena de producción avícola– en su tratamiento de los afluentes, en una primera instancia han trabajado mucho sobre de qué manera se adecuaban a la legislación del volcado sobre afluentes, pero en una segunda instancia generaron un tratamiento posterior en el que captan el metano y ese metano lo inyectan a una caldera de ellos mismos donde calientan el agua para el posterior proceso. Y esa experiencia está siendo trasladada a otras empresas del país y a otras de la ciudad, principalmente otras industrias avícolas.

Realmente para nosotros es más aliviado poder trabajar con actores que tengan ya la conciencia ambiental. De hecho todo el proceso en el que hemos venido trabajando, es decir poder sensibilizar, nos ha permitido que en la primera etapa de la separación de residuos, al día cero el 93% de los vecinos se haya adherido. En la segunda etapa, que se agregaron 3500 domicilios, el 70% en el día cero lo hizo bien. No es poco, son números que realmente impactan porque hablan de una sensibilidad en la población que se siente parte del proyecto y que entiende que entre todos tenemos que estar trabajando en esa línea para poder garantizar que las generaciones futuras tengan un ambiente más sano o protegido.

PGL: Este proceso ambiental es un cambio paradigmático que lleva a una generación de conciencia: ¿Cómo ha sido la estrategia para su implementación en el municipio?

PC:Nosotros siempre trabajamos desde la visión amplia, no de la visión sectorial de los residuos, siempre desde el concepto de sustentabilidad. No podemos hablar de sustentabilidad solamente desde el tema residuos. Y siempre con una gran comunicación y tratando de ponderar a la gente con el proyecto. Cuando uno le plantea reglas claras, cuando le muestra y es transparente con lo que está haciendo, la gente acompaña.

Por supuesto que hay sociedades que son un poco más progresistas y otras no tanto, pero la verdad que la nuestra es una comunidad que ha tenido –a pesar de que trabaja muchísimo y tiene una ocupación plena y eso hace que parezca que todos están en su mundo– realmente se pondera mucho como proyectos comunitarios. Es una comunidad muy comprometida y muy solidaria, por lo tanto esto lo reflejó en este proyecto de sustentabilidad. Pero el secreto es la comunicación y la transparencia, uno tiene que mostrarle a través de la acción que realmente lo que está hablando es lo que quiere hacer, lo que hace. No es que uno hable de un tema y hace todo lo contrario. Hay una coherencia entre el dicho y acción.

Y el trabajo en las escuelas es fundamental: haber trabajado con los chicos de cuarto y quinto grado ha sido fundamental. Poder llevar a los chicos después de haber hecho talleres de sustentabilidad o de residuos a la inauguración de la Planta Recicladora y que sean ellos mismos los que cortan la cinta, tiene un valor tremendo. Seguramente esas generaciones no van a tener que esforzarse en poder insertar la idea de sustentabilidad, ellos lo van a tener incorporado de una manera muy natural.

PGL: ¿Cómo se está planteando la relación municipal y regional en el ámbito de este proyecto de sustentabilidad?

PC: Desde el año 2010 venimos trabajando con la Secretaría de Ambiente de la Provincia el concepto de regionalización del tratamiento de los residuos. Si bien cuando uno trabaja a escala local puede avanzar más rápido y cuando empieza a aparecer el mapa de actores se empieza a complicar por una cuestión de que tienen diferentes realidades, hoy estamos en una etapa en la que estamos estandarizando la forma de tratar los residuos. Es decir, ver de qué manera todos los municipios que integran la región estandarizamos el tratamiento, de forma que en el futuro podamos confluir en un proyecto común de valorización de esos residuos.

El proyecto habla, en su primera etapa, justamente de estandarizar el tratamiento y en una segunda etapa de poder darle valor en algunos de los municipios. Supongamos que el plástico sea procesado en San José para agregarle valor, lo cual hasta tanto no estandaricemos todos no podemos hacerlo porque, lógicamente, tienen que venir todos con la misma calidad de tratamiento en cada una de las ciudades. Y, por último, un relleno sanitario final que nos permita al rechazo de cada ciudad tratarlo correctamente. Cada una de las ciudades realiza su diferente tratamiento, algunos con más o menos complejidad, pero cada una hace su tratamiento; y lo que planteamos con el Secretario de Ambiente es que haya un relleno sanitario regional que reciba el rechazo de todas las ciudades. Por supuesto, cada una haciéndose responsable de llevar la menor cantidad posible, tratar la mayor cantidad en origen, y por lo que uno dispone en ese relleno sanitario pagar lo que haya que pagar.

A eso debemos tender pero estamos justamente en la primer etapa del proceso, estamos prontos a recibir financiamiento de la Secretaría de Ambiente de la Nación, y habitualmente son proyectos individuales y en el caso nuestro es un proyecto regional, así que se trabaja muy bien en los proyectos regionales y ésta será una experiencia muy interesante que dependerá de los factores locales que tenga éxito.

PGL: A modo de cierre: Si tuviera que dar una recomendación a otro municipio o gobierno local que se encuentra en este mismo proceso de implementación de prácticas sustentables ¿qué le podría decir? ¿cómo vincular la sustentabilidad en los procesos de mejora de la gestión?

PC:  Lo que creo que es importante es poder comprometer a toda la comunidad, no que sea un proceso estrictamente municipal. Lo que les decía al principio: de nada sirve que la municipalidad se esfuerce en hacer la mejor planta de tratamiento de residuos si los vecinos no se comprometen a separarlos. De nada sirve que la municipalidad tenga una correcta política ambiental en términos municipales si las empresas que están arraigadas en territorio no tienen un proceso productivo ordenado y amigable con el ambiente. Se trata de vincular a toda la sociedad: a la empresa, a los vecinos que viven el día a día en el territorio y a las autoridades locales.

Entonces, principalmente lo que hay que tener es un gran esquema de convencimiento del concepto de sustentabilidad para toda la población, y después empezar a desandar con pequeñas acciones, porque una pequeña acción hace que uno consuma un kilovatio menos de energía... una pequeña acción es plantar un árbol, o proteger un sector de la ciudad para las futuras generaciones, realizar un borde costero... Diferentes cosas que hacen que podamos hablar en términos de futuro de un ambiente mucho más sano.

Nosotros a partir de la sanción de la ordenanza de Áreas Protegidas de la ciudad, pudimos lograr que algunos privados que tienen borde sobre el río se involucren y conserven los bosques y galerías que hay sobre las costas del río Uruguay. Si uno dialoga, y explica postura y da muestra de que lo que dice lo hace, la gente se convence y acompaña.

Tipo de recurso

Deje su comentario

CAPTCHA
Introduzca el texto (letras y/o números) que ven en la imagen siguiente: